1/4/2014

Tarta y tartaletas de fresas con crumble de almendras y avena







Pues si, una es un poco exagerada dicen, aunque yo prefiero llamarle pasional, pero cuando me metí el primer mordisco de esta tarta en mi boca, casi me da algo, algo bueno claro. 

A ver, como os lo describo. El dulzor justo, como a mi me gusta, base crujiente con sabor a mantequilla y unos pequeños toques de sal que se mezclan con el sabor y la tierna textura de las fresas, pequeño toque ácido, salivas más,  y entonces notas débilmente las almendras y la avena.... vamos, ¡un placer!

¿Os convencí?

Pues venga que ya hace unos días que es temporada de fresas y si las han cultivado cerca de donde vives, cómprales y apoya el mercado de proximidad.

Yo en mi caso y como lo tengo aquí al lado, compré fresones del Maresme y por lo que he sabido la parte más montañosa de esta zona tiene un micro clima que es perfecto para este cultivo y por lo tanto es una zona con una gran producción, no la podemos comparar con Huelva que es la zona de más producción de Europa, pero bueno es una zona con un gran potencial oye.






Además las fresas son un gran antioxidante, es que a mi ahora me ha dado por todo el tema antioxidante, y aunque no es exactamente su significado, a mi me suena a sano y una tiene que auto engañarse sobre todo si la receta que acaba de hacer es elaborada con una gran cantidad de mantequilla, como es el caso, por cierto necesaria para hacer esta fabulosa tarta, je.

Aunque como dijo aquella famosa y estupenda cocinera, de cuerpo enorme y gran cabeza, de ingenio: "Nunca, jamás puedes pasarte con la mantequilla" Es decir, que toda ella es siempre bienvenida. Muy maja Julia.






Y ¿por qué tarta y tartaletas? Pues muy sincera os seré. Esto de la repostería e improvisar es una cosa muy peligrosa. Así que yo que me arranco a hacer una deliciosa masa para una tarta, y mi torpeza, sabida por todos vosotros, aunque casi siempre con buenos resultados, hace que no calcule bien la cantidad y sobre masa, así que ya me veis rellenando tartaletas. Vosotros podéis optar por hacer lo que queráis, en el caso de que quisierais solo tartaletas podríais hacer un total de 12-14 unidades, he calculado yo a simple vista.

Y vayamos a la receta, seguid los pasos y os saldrá seguro. 




TARTA Y TARTALETAS DE FRESAS CON CRUMBLE 
DE ALMENDRAS Y AVENA

(Para una tarta de 8 porciones y 6 tartaletas)


-Base para la tarta y tartaletas:

185 gr. de mantequilla fria
225 gr. de harina
100 gr. de azúcar de caña
1/2 cucharilla de las de café, de sal


-Relleno:

600 gr. de fresas
2 cucharadas soperas colmadas de azúcar de caña


-Crumble:

125 gr. de mantequilla (temp. ambiente)
75 gr. de azúcar de caña
115 gr. de harina
100 gr. de avena
60 gr. de laminas de almendras


-Se necesita:

Un molde de tarta de 35cm x 12 cm aprox.
Moldes de tartaletas de 9,5-10 cm aprox.



1- Preparamos la masa mezclando en un bol la mantequilla partida en cubos, el azúcar, la harina y la sal. Podemos mezclarlo con nuestras manos (acabarás con las manos cansadísimas) o bien con uno de esos electrodomésticos fabulosos que todo el mundo tiene, menos yo. Mezclar hasta conseguir formar una bola que dejaremos reposar en la nevera 30 min.

2- Precalentamos el horno a 180ºC, 10 min (con los dos fuegos encendidos).
Ayudados de un rodillo y sobre una base espolvoreada con harina, estendemos la masa dándole la forma del molde de la tarta, dejando entre 0,5-1 cm de grosor. La volcamos en el molde, dejando masa solo en el fondo y cortando la masa sobrante de las paredes. El resto de la masa será para las tartaletas que haremos exactamente lo mismo, solo masa en el fondo.

3- Horneamos la tarta y las tartaletas 15 min y reservamos. (Apagamos horno)

4- Preparamos el relleno. Cortamos las fresas, le agregamos el azúcar, mezclamos y las dejamos reposar 30-45 min. 

5- Preparamos el crumble. En un bol mezclamos (con las manos) la mantequilla, el azúcar y la harina y cuando esté más o menos mezclado le agregamos la avena y las láminas de almendra y volvemos a mezclar esta vez con más cuidado para que no se destrocen las láminas. Reservamos en la nevera.

6- Volvemos a encender el horno, precalentándolo a 180ºC, 10  min (solo con el fuego de arriba)

7- Colaremos las fresas, para desechar el zumo obtenido ( con él haz lo que quieras, está delicioso,  bébetelo! )  y empezamos a colocar las fresas encima de la base de la tarta y tartaletas, cubriéndola bien y después le añadimos el crumble desaciéndolo con las manos. 

8- Horneamos 40 min y listos!








¡Hasta pronto!
María Ángeles




16/1/2014

Sopa de champiñones, espárragos y gambas





La sopa en mi casa, gusta mucho. De madre, abuela y bisabuela de cuchara, no podía salir hija o nieta o biznieta que no lo fuera también, así que las sopas y sobre todo en esta época son de las recetas que más cocino.

Y hoy vamos a aprovechar esa caldo de verduras que has hecho, añadiéndole más ingredientes y reconvirtiéndola en una sopa que parece súper trabajada, pero que no es así, y encima queda buenísima.

Y esto lo empecé a hacer en casa, ya que, y no sé si a vosotros os pasa, pero aún gustándome mucho, a veces me aburre la sopa, así que empecé a improvisar y ya me han salido unas cuantas recetas que poco a poco iré compartiendo aquí.


Os dejo con los ingredientes:



SOPA DE CHAMPIÑONES, ESPÁRRAGOS Y GAMBAS (6-8 raciones)

1´2oo l. de caldo de verdura (receta)
250 gr de champiñones
1 manojo de espárragos verdes
500 gr. de gambas congeladas y peladas
1 cebolleta grande
3 dientes de ajo
2 cucharadas soperas y colmadas de cilantro fresco picado
6+2 cucharadas soperas de aceite de oliva
1 pequeña unidad de pimienta de cayena seca
sal


1- Descongelar las gambas y reservar para más tarde.

2- Aprovechamos el caldo de verdura que tenemos.

3- Cortamos la cebolleta y en una sartén calentamos 6 cucharadas soperas de aceite y la cocinamos unos 5 min a fuego medio-alto.

4- Cortamos los espárragos y los agregamos a la cebolleta y salteamos 5 min. más y retiramos del fuego, escurriendo el aceite lo que más podamos.

5- Vertemos en la sopa la mezcla anterior y empezamos a calentarla tapándola.

6- Cortamos los champiñones y en la misma sartén y aprovechando el aceite que ha sobrado los salteamos a fuego alto 3-4 minutos, añadimos sal para que suelte agua, cocinamos 3-4 min. más y retiramos volcándolos en la olla del caldo con el agua que soltó.

7- Cortamos los ajos a rodajas y por la mitad la cayena (desechar las semillas del interior) y en la misma sartén y añadiéndole 2 cucharadas soperas más de aceite, freímos 2-3 minutos. Y antes de que se pongan dorados los ajos vertemos las gambas unos 3-4 minutos (las gambas deben de estar bien escurridas del agua de congelación), retiramos la cayena y las vertemos en el caldo.

8- Por último troceamos el cilantro y lo añadimos a la sopa, 5 minutos más hirviendo y listo!




Un abrazo,
María Ángeles



10/1/2014

Espaguetis de tinta de calamar con gambitas y un toque picante






Primera receta del año en el blog y una receta que hacemos mucho en casa, buena y rápida de hacer, en 25 minutos la tienes preparada, así que para los que tenéis poco tiempo al mediodía es perfecta.

Se trata de nuevo de facilitaros las cosas, por una vez comprad la gambas congeladas y ya peladas, ahora eso si, intentemos que sean de buena calidad, al igual que los espaguetis de tinta de calamar que podéis encontrar en casi todos los supermercados.

Esta pasta es realmente buena, tiene un pequeño toque de olor a mar cuando la estás hirviendo debido a que unos de sus ingredientes es la tinta de calamar, por lo tanto le va muy bien acompañarlo de gambas, o almejas, mejillones... pero las combinaciones pueden ser muchas, así que me encantaría saber ¿como combinas tu esta pasta?


Os dejo con la receta y a disfrutar!



ESPAGUETIS DE TINTA DE CALAMAR CON GAMBITAS Y UN TOQUE PICANTE
(Para 2 buenas raciones)


200 gr. de espaguetis de tinta de calamar
175 gr. de gambas peladas
1 pimiento verde, grande
3-4 ajos
pimienta
5-6 cucharadas de aceite
2 pequeñas unidades de pimienta de cayena seca
Queso Parmesano para acompañar pero es optativo


1- Calentamos una olla de agua con un poco de sal para hervir la pasta.

2- Mientras partimos por la mitad las dos pimientas de cayena, quitándoles las semillas del interior y las freímos unos 4-5 minutos en una sartén con las 5-6 cucharadas de aceite y las extraemos.

3- Partimos a rodajas el pimiento y cocinamos en la misma sartén.

4- Cuando el agua esté en ebullición introducimos la pasta

5- Y cuando el pimiento esté a punto le añadimos el ajo partido en rodajas y 2 minutos más tarde las gambas y añadimos pimienta al gusto.

6- Por último añadiremos la pasta y mezclaremos bien






Un abrazo,
María Ángeles




2/1/2014

De un denso 2013 a un mágico 2014





Otro año con vosotros, y ya van tres. No se me ocurre otra cosa más que agradeceros a los que seguís ahí, cargados de paciencia, mientras pasan todos esos días entre la publicación de un post a otro post, y por supuesto todas esas muestras de cariño que me hacéis llegar por aquí y por las redes sociales, así que muchas gracias.

Yo os regalo este pequeño resumen fotográfico del 2013, como no, no se hacerlo de otra manera.

Y el 2013 ha sido un año de mucha gastronomía, si, pero no solo de recetas, sino de personas, de historias, de conocer a mucha gente, porque hay que dejar que entren en tu vida gente nueva, oxigena y alimenta, quizás he tenido suerte pero menudas personas más increíbles que he conocido, y que grande que compartan un trocito de su vida contigo.

Es curioso, porque el año pasado en el post de bienvenida de año, os explicaba como llegaba al fin de mis años de fotógrafa de prensa y por lo tanto daba con tristeza y alegría finalizada una etapa. Y si es cierto, la prensa diaria acabó pero olvidaba que las historias no tenían porque acabarse, así que he vuelto a reconciliarme, lo haré mejor o peor que los bodegones, eso va a gustos, yo me reconcilio porque lo necesito. Así que este año habrá recetas e historias relacionadas con la gastronomía, siempre, pero al fin y al cabo historias de personas.

Mientras escribo esto, escucho a uno de los grupos que me ha acompañado este año, Bon Iver le conocéis? Pues su música es densa, nostálgica y emotiva como el 2013 que dejo pero también tierna y mágica como me siento en los primeros días del 2014. 

Os deseo lo mejor, 
Un abrazo 

María Ángeles



20/12/2013

Decorar nuestra mesa de Navidad reciclando, aprovechando y con un coste muy bajo




Con todas estas cosas que veis en esta mesa podremos hacer nuestros adornos de Navidad, de hecho estos serán mis adornos. Y dependiendo de las cosas que tengáis en casa o que podáis recoger, ahora os explico, el coste de estas 10 decoraciones oscila entre 20€ a 30€.

Este es un artículo donde colaboré con el texto, fotografías y por supuesto fabriqué estas decoraciones y que se publicó en el Suplemento del diario La Vanguardia Estilos de Vida (ES) el pasado 14 de diciembre y como se que muchos no lo pudisteis ver lo comparto con vosotros, ¡Espero que os guste!


Unas ramas de abeto, unas piñas, la flor y la hoja del eucalipto, muérdago... y por supuesto dejarse llevar por la imaginación. Es la formula para lograr una decoración navideña original, alternativa y casera. 
En el bosque, y con una actitud responsable, podemos recoger restos vegetales para crear decoraciones y, en la mayoría de los casos, volverlos a reutilizar
Una alternativa puede ser los muchos objetos que acabamos tirando a la basura, latas, botes de cristal, tapones de corcho... les podemos dar una segunda vida forrándolos con papel de colores y creando jarrones, botes de cristal que se convierten en portavelas o tapones que se transforman en el árbol de Navidad más sostenible.

Unas ramas de romero fresco pueden hacer las veces de un aromático servilletero que al finalizar el ágape puede reutilizarse. Así pues, comida y decoración pueden ir unidos perfectamente creando efímeros centros de mesa llenos de color y aromas que pueden acabar como postre en la boca del comensal.

Y cintas y telas de colores acabarán dándole el toque más personal. 
Utilizar de una manera justa lo que nos da la naturaleza, reciclar y aprovechar lo que desperdiciamos es la clave para esta decoración.

¡Empezamos!




PORTAVELAS

-Botes de cristal (yo utilicé los de la miel)
-Velas
-Cuerda rústica
-Piñas pequeñas
-Bolitas rojas de decoración
-Hojas de encina
-Un poquito de musgo, pero muy poquito y es opcional
-Alambre

Para colgar las piñas y las bolitas se utilizará un poco de alambre que se les clavará y esto ayudará a colgarlas de la cuerda





SERVILLETEROS DE ROMERO

-Ramitas de romero fresco
-Cuerda rústica







CENTRO DE MESA

-Abeto
-Mandarinas
-Flores de la planta del eucalipto





VELAS CON ADORNOS DE HOJA DE EUCALIPTO

-Velas
-Hojas de eucalipto
-Gomas elásticas
-Cinta de tela semitransparente de color rojo, o del que queráis.

Colocaremos la goma elástica alrededor de la vela y así nos ayudaremos a sujetar las hojas que pondremos de una en una. Si es posible, escoger hojas de eucalipto que sobrepasen un poco la altura de la vela. Por último tapar la goma colocando alrededor la cinta y formando un lazo.






PIÑAS PARA COLOCAR EL NOMBRE E INDICAR DONDE SE SIENTA CADA UNO

-Piñas
-Cartulina
-Rotulador
-Pintura blanca y pincel (opcional)






JARRONES DE LATA

-Latas vacías de conserva
-Papel para forrar las latas
-Celo o pegamento
-Un poco de abeto o muérdago
-Bastoncillos de caramelo






Ahora os dejo tres ideas para el resto de la casa, de echo la rosca de pan ya os la enseñé el año pasado, pero la vuelvo a poner así os la recuerdo.




ÁRBOL DE NAVIDAD DE TAPONES DE CORCHO

-32 tapones de corcho de vino
-Cinta roja
-Un alfiler con cabeza de color rojo (optativo)
-Pegamento

Os recomiendo que para pegar los tapones lo hagáis de uno en uno y por hileras. Secar bien antes de unir todas las hileras y así formar finalmente la forma del abeto.
La cinta la podéis clavar con el alfiler.







ADORNO PARA LA PUERTA

-Una rosca de pan
-Tela
Alfileres





ADORNO MÓVIL

-Una ramita de árbol
-Tela
-Cartón
-Cuerda rústica
-Rotulador





ÁRBOL DE NAVIDAD

-Una rama
-Adornos de Navidad





Espero que os sea útil,
Abrazos,
María Ángeles