16 mar. 2011

Sopa de cebolla... y unas gotas de sangre




A tan solo 60 km teníamos Francia. Nos encantaba. A los 12 años era lo más exótico que conocíamos….
Y cuando llegaba el buen tiempo, todos aquellos apartamentos que durante tantos meses habían permanecido cerrados se llenaban de turistas y en aquel tiempo casi todos eran franceses…. así que algunas cartas de restaurantes de mi pueblo empezaron a introducir tímidamente platos típicos del país vecino.
Y la sopa de cebolla era y es todo un clásico.

Y esta receta llegó a mi casa, pero no puedo recordar a través de quién llegó....lo único que se es que la hacemos desde hace mucho tiempo!
Así que tenía preparada otra receta más a tono con la estación que se aproxima, pero al llover tanto, por lo menos aquí en Barcelona, pues apetece quedarse en casa y una sopita pues acompaña.....

Así que me puse a cortar cebollas..........




......si si a cortar cebollas y casi me corto un dedo! Y no es broma!
Estaba preparando el bodegón y me acordé de unos fabulosos cuchillos que nos han regalado! Y claro acostumbrada a los inútiles de mis cuchillos empecé a cortar rápido, confiada y pasó! Un buen corte! Corriendo a curarme y cuando volví, pensé: que desastre! Limpié el cuchillo y cuando fui a limpiar las gotas me di cuenta que eran unas gotas fantásticas de un color intenso! No lo dudé!

Bueno os dejo con la sopa, pero sin sangre eh?? ^.^




SOPA DE CEBOLLA (Para 5-6 personas)

45 gr. de mantequilla
4 cucharadas soperas de aceite de oliva
650 gr. de cebolla (4-5 cebollas)
3 dientes de ajo
1 cucharadita de azúcar
2 cuharaditas de sal
2 cucharadas soperas de harina integral
160 ml de vino blanco seco
1,5 l. de caldo de verduras *
3 cucharadas soperas de coñac
Pimienta
5-6 huevos
5-6 rebanadas de pan
Queso gruyer

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

*Caldo de verduras:

2 l. de agua
1 cebolla mediana
1 patata
2 zanahorias medianas
1 pimiento verde pequeño
1 tomate
5 judías verdes
3 dientes de ajo
Un poco de apio
Un poco de puerro
Nabo
Chirivía
2-3 hojas de col
1 pechuga de pollo de corral
sal al gusto



Como siempre cuando una receta necesita de un caldo base de verduras, este lo hago el día antes, así reparto el trabajo! Por cierto, siempre hago más caldo del necesario, es que me encanta! Y a este le he añadido una pechuga de pollo de corral!!

En una olla calentamos el aceite con la mantequilla. Añadimos la cebolla cortada en juliana o rebanadas de 3-4 mm, removemos y lo tapamos durante 15 min. a fuego medio-bajo, iremos removiendo de vez en cuando.
Pasados los 15 min. quitamos la tapa y a fuego medio le añadimos los dientes de ajo picados finos, el azúcar y una cucharadita de sal, dejándolo cocer durante 20 min. y removiendo con frecuencia.

(Mientras tanto calentamos el caldo de verduras en otra olla llevándolo a ebullición)

Pasados los 20 min. y volviendo a la olla donde se cocinan las cebollas, le añadimos las dos cucharadas de harina integral, removemos durante 2-3 min. y le incorporamos el vino blanco, dejándolo cocer 2 min. o hasta que el alcohol se haya evaporado y después le añadimos el caldo de verduras.
Lo llevamos a ebullición y si observamos que al hervir en la superficie se concentra un exceso de grasa, podemos quitarla con una cuchara.
Tapamos la olla y a fuego bajo lo dejamos hervir durante 40 min.

Mientras, tostamos las rebanadas de pan y pre calentamos el horno a 170 grados.

Y por último y ya retirada la olla del fuego incorporamos el coñac, 1 cuharadita de sal o la que quieras y pimienta.

Y aquí viene mi versión a este plato: el huevo

Vertemos el caldo en bols y en cada uno le cascamos un huevo y lo introducimos en el horno 10 min más o menos, de echo estaría bien que quedara medio hecho. Pero antes de acabar y cuando falten 4-5 min le añadimos la rebanada de pan, le rayamos el queso por encima y lo gratinamos.

Que bien nos sentó!!




29 comentarios:

  1. Que bueno lo de la sangre, lo siento por tu dedo pero el arte es el arte, jejeje. La sopa de cebolla no es de mis favoritas, pero merece la pena hacercarse por aqui a leerte y ver tus fotos. Me gusta la primera con aire romántico, pero la que más me gusta es la última. Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Uyyyyyy, reina yo soy especialista en cortes... y sinceramente no sé cómo lo hago.

    A mi me chifla la sopa de cebolla... pero nunca la hago en casa...¿cómo puede ser??....tengo que probar tu deliciosa receta!!

    Un beso

    Bea

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, cuánto realismo... preciosas fotos, con sangre y tó...

    ResponderEliminar
  4. ostres noia!!! avui t'has superat! m'ha encantat el toc de la sang, ep! espero que estiguis bé per poder seguir cuinant!!! petonets

    ResponderEliminar
  5. riquísima sopa de cebolla, qué buenas las fotos sobre todo la del cuchillo asesino

    un beso

    ResponderEliminar
  6. Yo también me corto mucho!!!o me quemo!!!pero son gajes de cocinera!!!me encanta la sopa de cebolla!!en casa comemos de toda la vida, mi abuela era francesa, la verdad es que en dias de lluvia o frio es la mejor. un beso!!!

    ResponderEliminar
  7. Las fotos un 10 y la sopa tiene una pintaza!!!

    ResponderEliminar
  8. Ouch! I hope your finger feels better soon :)

    ResponderEliminar
  9. Me encanta la sopa de cebolla! aunque nosotros la llamamos "sopa de pa" y el huevo lo ponemos en crudo al final y sin la clara, y en lugar de queso, ponemos trocitos de jamon serrano, y ummm.
    Espero no sea grave lo del corte!!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Riquisima sopa princesita...y yo que pensava que tenias sangre azul!!!
    El toque del coñac,no lo habia provado...es bueno aprender truquitos nuevos.
    Ptonets.

    ResponderEliminar
  11. He llegado a tu blog y tengo que decirte ¡que me ha encantado, es precioso, qué fotos y qué recetas!. En casa comemos sopa de cebolla en invierno con frecuencia, nos gusta mucho. Siento mucho lo del corte, el toque de sangre ha sido: ¡¡¡FANTÁSTICO!!!.

    ResponderEliminar
  12. Una sopa deliciosa, hay veces que pienso que, como existen cosas tan simples y a la vez tan ricas, y con la sopa de cebolla me pasa eso.
    Unas fotos Geniales!!

    un abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. Me chifla la sopa de cebolla gratinada, este plato que nos regala el país vecino es uno de mis predilectos los días de frío!!!! te quedó maravillosa!
    Qué decirte de los cortes! me corto sin parar cuando cocino, siempre acabo con tiritas en los dedos, inclusive acabé una coche en urgencias por culpa de cortar jamón!
    Muchos besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  14. me encanta el toque de la sangre! seguro que no fue queriendo! jaa!!
    vaya pinta de sopita!
    besitos

    ResponderEliminar
  15. Tiene una pinta genial esta sopa, me encanta la sopa , todas las sopas.
    Yo me corto casi cada vez que me pongo con las verduras, nunca me ha caido la sangre asi, pero me hago cada tajooooo como decimos por aquí, que ya me vale.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Esta sopa esta tan buena que hasta Mafalda se la comería sin rechistar ni hacer ningún comentario satírico, seguramente hasta invitaría a Felipe y Manolito a comer y debatirían sobre el estado del mundo... ¡¡ Soooopa!!

    ResponderEliminar
  17. Tiene que estar deliciosa, ideal para días fresquitos y de resfriado. Yo no me corto demasiado cocinando pero casi siempre me quemo. Aunque no me importa pienso que al que no cocina no le pasa y para mi son como "cicatrices de guerra".

    ResponderEliminar
  18. no te conocía, me encanta tu blog, ya no te perderé de vista!! impactante la foto!!

    besos

    ResponderEliminar
  19. Ostres, ni fet expressament t'hauria quedat un bodegó tan impactant! Espero que tinguis el dit bé! La sopa de ceba m'encanta, tot i que en menjo poca... la teva amb l'ou ha de quedar espectacular.
    Em quedo a mirar més receptes!
    Petons
    Sandra

    ResponderEliminar
  20. Mira que m'agrada la sopa de ceba i aquest hivern no n'he menjat, em sembla que vaig una mica justa de temps. A veure si la faig aquesta setmana que diuen que baixaran les temperatures...

    ResponderEliminar
  21. Me encantan las sopas, y esta la tengo que hacer porque a Jorge eso de ponerle un huevo al final le chifla... y viendo en las fotos(preciosas como siempre)como ha quedado...Mmmm... hasta con sangre...
    Espero que tu dedo ya esté curado.
    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  22. Bueno ya veo que mas o menos os cortáis todas...estoy encantada porque por fin tengo cuchillos nuevos pero estoy teniendo mucho cuidado!

    Sois muy amables por vuestros comentarios.....muchas gracias a todas/os!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  23. Yo me he cortado unas dos o tres veces y ha sido siempre porque estaba distraìda, hay que tener cuidado con los cuchillos afilados. :)

    ResponderEliminar
  24. Pero qué bonitas fotos y blog... me gusta :)
    Gracias por pasar por mi cocina, me alegra taanto recibir nuevos invitados.
    Yo vivo de milagro, siempre me corto y me pego por todos lados, así que te entiendo .
    Riquísima sopa de cebolla.. seguimos visitándonos.. y gracias

    ResponderEliminar
  25. La verdad es que en casa nunca he preparado la sopa de cebolla,pero cuando la he probado fuera me ha gustado.La tuya me ha encantado asi como la presentacion.Bss ESther

    ResponderEliminar
  26. MERY, ¿NO PODIAS INTRODUCIR MI ROJO PASION DE OTRA FORMA? JA JA JA
    BESOS

    ResponderEliminar
  27. Me ha encantado la receta (sobre todo la aportación del huevo, me gusta mucho en las sopas), cuidadito con los cortes!!! Un beso

    ResponderEliminar
  28. Antes de que llegue el sofocante calor vereaniego, tengo que hacer una sopa de cebolla como ésta. Vaya caldo más nutritivo que has preparado, así que la sopita debe estar de muerte. Hablando de muerte, casi que le das muerte a uno de tus dedos, eh, madre mía. Hay que tener un cuidado bárbaro. Si los cuchillos tienen buen filo, cortan hasta con solo mirarlos, pero si no lo tienen, pueden fallar en el corte, y mandar al cuchillo donde no desees, y desastre.

    Besos y feliz finde!!

    ResponderEliminar