20 feb. 2013

Macarrones a la boscaiola





He tardado 20 minutos en hacer este plato de pasta, me he cronometrado. Odio ir con prisas en la cocina pero ultimamente no le puedo dedicar el tiempo que quisiera, así que le di la vuelta a esto y pensé en ofrecer os una receta que para los que tenéis el tiempo justo por el mediodía, como yo ahora, os sirviera, y a demás es bien buena.
Ah! Y de nuevo una foto, pero tranquil@s que pronto habrá un súper post fotográfico.

La pasta a la boscaiola, es una pasta que va acompañada siempre con champiñones y bacon, y después algunos lo hacen con nata líquida o con tomate. Yo es un plato que hago en casa desde hace muchísimos años porque me la enseñó un amigo italiano de mi pueblo y me la enseñó con nata líquida y guisantes, otro ingrediente bastante habitual.

Y por una vez, comprar el bacon que ya esté cortado, un bote de guisantes que ya estén hervidos y unos champiñones pequeños que no tengáis que lavar ni partir solo rehogar un poco, eso si, intentad que sea todo de calidad, y recordad que la finalidad de esta receta es poder cocinar en un tiempo record un plato de pasta buenísimo para que después podáis descansar antes de ir a trabajar ^.^

Dos fogones, uno hirviendo la pasta y en el otro pochando el resto de los ingredientes, no os despistéis y os dejo con la receta!


MACARRONES A LA BOSCAIOLA (Para 2 raciones)

180 gr de macarrones de espelta*
100 gr de champiñones pequeños y enteros (de bote)
100 gr de bacon (ya cortado)
100 gr de guisantes (de bote)
250 ml de crema de avena* para cocinar
Queso parmesano en polvo
aceite
sal


1-Hervimos la pasta con un poco de sal.

2-Mientras rehogamos en una sartén sin aceite el bacon y cuando estén medio hechos añadimos los champiñones y los guisantes y si es necesario añadimos un poco más de aceite.

2-A la mezcla anterior le agregamos la crema de avena y subimos el fuego durante 4-5 min, añadir sal al gusto.

3-Escurrimos bien la pasta y la agregamos a la mezcla anterior, bajar el fuego en posición medio-baja y dejar cocinar unos 4-5 min

4-Servir muy caliente y añadirle queso en polvo ¡listo!


*espelta: Yo he utilizado esta pasta pero podéis utilizar pasta normal.
*crema de avena: Si no utilizáis de avena y optáis por la nata líquida para cocinar, es importante que se añada media cucharilla de las de café pero de nuez moscada en polvo, esto le quitará el sabor a leche, y se lo añadís justo en el mismo momento que agregais la crema.


Espero que os guste, muchos besos, María Ángeles.



12 feb. 2013

Jamoncitos de pollo en salsa de vino y aceitunas




Me cuesta mucho, mucho, no os lo podéis ni imaginar, publicar un post con una sola foto, pero esta semana es de locos y si me espero a hacer más fotos no publico esta semana así que espero que no os importe porque la receta es absolutamente buenísima y no podía esperar!

Y me he dado cuenta que en este blog solo había una receta de carne, aunque es normal, un blog refleja mucho lo que uno come en casa o lo que le gustaría comer y en mi casa no somos muy carnívoros... pero bueno tocaba receta de carne en el blog.

Y nos hemos quedado absolutamente flipados con este plato porque la salsa que obtienes es buenísima!

Cocinarlo sin prisas, utilizar un buen vino y el gran secreto de este guiso, las olivas. Si si, hay que ver yo nunca había cocinado antes con olivas y vaya lo que me estaba perdiendo.
De hecho la salsa es una salsa que solemos hacer en casa pero el toque de las olivas lo puso mi chico que acaba de venir de un viaje por Marruecos y me comentó que allí se cocina mucho con olivas!!

Os dejo con la receta:


JAMONCITOS DE POLLO EN SALSA DE VINO Y ACEITUNAS
(Para 4 comensales)

8 jamoncitos de pollo
2 cebollas medianas
8 dientes de ajo sin pelar
20 olivas negras
2 tomates medianos
1/2-1 vaso de vino tinto
2 ramitas de tomillo
3 vasos de agua
aceita
Pimienta molida
1 chucharilla de Pimienta en grano
sal

1- Salpimentar los jamoncitos y en una olla grande sofreírlos en abundante aceite hasta que se doren un poco y reservar.

2- Trocear la cebolla a gajos y los ajos sin pelarlos les hacemos un corte hasta la mitad y lo sofreímos todo en el aceite donde se han sofrito los jamoncitos, dejar pochar bien primero a fuego medio y pasados 5-8 min a fuego medio-bajo y tapamos.

3- Añadimos los tomates troceados (mejor quitar la piel, aunque yo no lo hice), las olivas, el tomillo y la pimienta en grano, subimos el fuego a medio y añadimos sal al gusto y dejamos pochar unos 10 min. 

4- Agregamos el vino y dejamos que se evapore bien el alcohol.

5- Añadimos el agua, rectificamos de sal e introducimos los jamoncitos entre 20-30  min.

¡Y listo!

¡Espero que os guste la receta con una sola foto! ^.^

Abrazos, María Ángeles



5 feb. 2013

Falafels de azukis y salsa de yogurt de soja con rábanos




De nuevo vuelvo a las recetas sanas, utilizando ingredientes beneficiosos para nuestra salud y con muy pocas calorías.
Los azukis son una legumbre de origen chino o japonés, no me ha quedado claro y muy utilizados en el país Nipón para innumerables platos, desde sopas, guisos hasta los deseados dulces. 
Yo los descubrí este verano, trabajé con esta legumbre para unas sesión de fotos y a parte de su color rojizo que es fantástico, el resultado nos gustó mucho.
No es que tenga un sabor especial, son un poco dulces, pero a mi lo que más me importó son sus propiedades.

Y pensando que receta hacer con esta legumbre, un mediodía comiendo en un indio, pedí los clásicos falafels de garbanzos y pensé en hacerlos pero utilizando los azukis y en lugar de freirlos, pensé en hornearlos, así la receta sería mucho más sana.

Respecto a la salsa de yogurt, es la clásica que acompaña a los falafels pero pensé en sustituir el yogurt de leche por el de soja y el pepino por el rábano.

El resultado, enamorados de estas dos recetas y lo bueno de todo es que las puede comer cualquiera, incluso diabéticos e intolerantes a la leche.




                                             PROPIEDADES DE LOS AZUKIS

- Alimento adecuado como complemento para dietas de adelgazamiento.
- Propiedades depurativas
- Contiene mucha fibra, más que la soja
- Fortalece el sistema inmunitario
- Facilita la digestión y favorece la flora intestinal
- Rica en minerales y oligoelementos
- Alto contenido en proteinas
- Reduce la tasa de azúcar en sangre, es recomendada para diabéticos


(Fuentes En buenas manosNatursanSalud para diabéticosEts el que menges)

-Si hay algun doctor/a o nutricionista que considera incorrecta alguna de estas informaciones, agradeceríamos que nos lo hicieran saber mediante un correo a cookmetender@gmail.com, muchas gracias)





FALAFELS DE AZUKIS (16 unidades)

250 gr. de Azukis
1 cebolla mediana 
1 diente de ajo grande
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de comino
1 cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de pimienta negra (si puede ser recién molida)
1/2 cucharadita de pimentón dulce
3 cucharaditas de perejil fresco
2 cucharaditas de cilantro fresco
1 cortador de galletas (6cm de diametro aprox.)

1cucharadita: equivale a una cucharada de las de café



1- Poner en remojo los azukis. Yo los tuve 48h, creo que demasiado, con 24h podría ser suficiente) 

2- Un avez pasado este tiempo escurrir y verter en un bol donde poder molerlos, ayudados de una batidora.

3- Trocear el ajo, la cebolla y añadirlos a la mezcla y moler de nuevo.

4- Después añadir la sal, el comino, la canela, la pimienta, el pimentón, el perejil y el cilantro y moler de nuevo. Reservar 2h en la nevera.

5- Pasado este tiempo, precalentar el horno (15 min) a una temperatura de 170ºC y sobre una bandeja con papel de hornear y ayudados de un cortador de galletas rellenamos con una cantidad de masa aproximadamente del tamaño de una cucharada colmada.

6- Horneamos 25-30 min. y listos!

-Las especias pueden ir según al gusto del consumidor, pero hay una que no debéis abusar de ella porque es súper protagonista, el comino.



SALSA DE YOGURT DE SOJA CON RÁBANOS 

2 yogures de soja
4-5 rábanos
1 cucharada de zumo de limón
1/2 diente de ajo mediano
2 cucharaditas de aceite de oliva
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida


1- En un mortero machacar muy bien el ajo.

2- Añadir el ajo al yogurt y mezclar muy bien.

3- Añadir a la mezcla la sal, la pimienta y el limón y mezclar.

4- Y por último cortar los rábanos (sin quitar la piel) a trocitos y añadirlos a la mezcla del yogurt.

(Yo hice la salsa el día anterior y la reservé en la nevera, encontrándome con una sorpresa al día siguiente, y es que el rábano había teñido el yogurt, convirtiéndolo en una salsa de un suave color rosa, así que he descubierto que el rábano sin quitarle la piel es un tinte natural!!)



-Un consejo que os doy es que consumáis los falafels el mismo día o incluso recién hechos, al día siguiente siguen aceptables pero un pelín secos)

-Ah!! Y no os paséis con el ajo!!! Parece poco pero no lo es!!






Hasta la próxima, disfrutad! María Ángeles