22 abr. 2014

Sandwich de espárragos trigueros, jamón, queso, rúcula....





Aunque igual de sabrosos, pero con menos solera para mi gusto pero si dándonos las mismas alegrías que el de lomo con queso, que el de tortilla, o el de calamares o el famoso pepito de ternera... nos inundan en nuestros bares y restaurantes, por cierto meto restaurantes porque el bocadillo se eleva hasta la mismísima alta cocina, sandwiches con mezclas que recuerdan que ya no estás en el bar Antonio o el bar Pepe de tu barrio, donde los palillos se apoyan en las bocas, el carajillo enjuaga paladares y el fútbol es el hit del momento.

Y han venido para quedarse. Mezclas que jamás hubiésemos hecho, pero que bienvenidas sean y que en los locales donde los puedes degustar suele asistir un público muy, muy moderno y con guapura, yo te aviso.  Que suena el hit que bailaron la noche anterior y que el inglés es como ese palillo que se apoya en algún sujeto del bar Antonio, es decir si no lo sabes utilizar con gracia, calla, come y vete.

Y para evitar el chorreo por la comisura de tus labios, de esa salsa irreconocible pero deliciosa, la mayoría de esos bocatas te los sirven para que te los comas con cuchillo y tenedor, pues eso, porque ni la mismísima Linda Lovelace hubiese podido de un solo mordisco, digo yo, inocentemente.

Y os dejo con este sandwich, si si sandwich, lo de bocata es para otros ambientes, parece ser.... y que en el fondo este no es tan complejo y que seguramente habrás probado, pero la próxima vez acompáñalo de una buena mostaza y unas hojas de rúcula, hará que al pepito de ternera de toda la vida lo mires por encima del hombro.




SANDWICH DE ESPÁRRAGOS TRIGUEROS, JAMÓN, QUESO, RÚCULA....
(Para 1 sandwich)


5-6 espárragos trigueros
2-3 lonchas de jamón serrano
1 cebolla pequeña
2 rodajas de tomate
Queso emmental
Rúcula
2 rodajas de pan de espelta


1-Pochar la cebolla y cocinar 5 min aproximadamente los espárragos trigueros, reservar.

2-Precalentaremos el horno 10 min y a 180ºC 

3-Montaremos el sandwich en el siguiente orden: Primero las rodajas de tomate, luego los espárragos, las lonchas de jamón, el queso, la cebolla e introduciremos en el horno, unos 15 min aproximadamente, según el horno, así que cuando el queso empiece a fundirse y la rebanada de pan superior empiece a tostarse ligeramente, retiraremos.

4-Antes de servir añadiremos un puñado de hojas de rúcula.



Un abrazo,
María Ángeles





1 abr. 2014

Tarta y tartaletas de fresas con crumble de almendras y avena







Pues si, una es un poco exagerada dicen, aunque yo prefiero llamarle pasional, pero cuando me metí el primer mordisco de esta tarta en mi boca, casi me da algo, algo bueno claro. 

A ver, como os lo describo. El dulzor justo, como a mi me gusta, base crujiente con sabor a mantequilla y unos pequeños toques de sal que se mezclan con el sabor y la tierna textura de las fresas, pequeño toque ácido, salivas más,  y entonces notas débilmente las almendras y la avena.... vamos, ¡un placer!

¿Os convencí?

Pues venga que ya hace unos días que es temporada de fresas y si las han cultivado cerca de donde vives, cómprales y apoya el mercado de proximidad.

Yo en mi caso y como lo tengo aquí al lado, compré fresones del Maresme y por lo que he sabido la parte más montañosa de esta zona tiene un micro clima que es perfecto para este cultivo y por lo tanto es una zona con una gran producción, no la podemos comparar con Huelva que es la zona de más producción de Europa, pero bueno es una zona con un gran potencial oye.






Además las fresas son un gran antioxidante, es que a mi ahora me ha dado por todo el tema antioxidante, y aunque no es exactamente su significado, a mi me suena a sano y una tiene que auto engañarse sobre todo si la receta que acaba de hacer es elaborada con una gran cantidad de mantequilla, como es el caso, por cierto necesaria para hacer esta fabulosa tarta, je.

Aunque como dijo aquella famosa y estupenda cocinera, de cuerpo enorme y gran cabeza, de ingenio: "Nunca, jamás puedes pasarte con la mantequilla" Es decir, que toda ella es siempre bienvenida. Muy maja Julia.






Y ¿por qué tarta y tartaletas? Pues muy sincera os seré. Esto de la repostería e improvisar es una cosa muy peligrosa. Así que yo que me arranco a hacer una deliciosa masa para una tarta, y mi torpeza, sabida por todos vosotros, aunque casi siempre con buenos resultados, hace que no calcule bien la cantidad y sobre masa, así que ya me veis rellenando tartaletas. Vosotros podéis optar por hacer lo que queráis, en el caso de que quisierais solo tartaletas podríais hacer un total de 12-14 unidades, he calculado yo a simple vista.

Y vayamos a la receta, seguid los pasos y os saldrá seguro. 




TARTA Y TARTALETAS DE FRESAS CON CRUMBLE 
DE ALMENDRAS Y AVENA

(Para una tarta de 8 porciones y 6 tartaletas)


-Base para la tarta y tartaletas:

185 gr. de mantequilla fria
225 gr. de harina
100 gr. de azúcar de caña
1/2 cucharilla de las de café, de sal


-Relleno:

600 gr. de fresas
2 cucharadas soperas colmadas de azúcar de caña


-Crumble:

125 gr. de mantequilla (temp. ambiente)
75 gr. de azúcar de caña
115 gr. de harina
100 gr. de avena
60 gr. de laminas de almendras


-Se necesita:

Un molde de tarta de 35cm x 12 cm aprox.
Moldes de tartaletas de 9,5-10 cm aprox.



1- Preparamos la masa mezclando en un bol la mantequilla partida en cubos, el azúcar, la harina y la sal. Podemos mezclarlo con nuestras manos (acabarás con las manos cansadísimas) o bien con uno de esos electrodomésticos fabulosos que todo el mundo tiene, menos yo. Mezclar hasta conseguir formar una bola que dejaremos reposar en la nevera 30 min.

2- Precalentamos el horno a 180ºC, 10 min (con los dos fuegos encendidos).
Ayudados de un rodillo y sobre una base espolvoreada con harina, estendemos la masa dándole la forma del molde de la tarta, dejando entre 0,5-1 cm de grosor. La volcamos en el molde, dejando masa solo en el fondo y cortando la masa sobrante de las paredes. El resto de la masa será para las tartaletas que haremos exactamente lo mismo, solo masa en el fondo.

3- Horneamos la tarta y las tartaletas 15 min y reservamos. (Apagamos horno)

4- Preparamos el relleno. Cortamos las fresas, le agregamos el azúcar, mezclamos y las dejamos reposar 30-45 min. 

5- Preparamos el crumble. En un bol mezclamos (con las manos) la mantequilla, el azúcar y la harina y cuando esté más o menos mezclado le agregamos la avena y las láminas de almendra y volvemos a mezclar esta vez con más cuidado para que no se destrocen las láminas. Reservamos en la nevera.

6- Volvemos a encender el horno, precalentándolo a 180ºC, 10  min (solo con el fuego de arriba)

7- Colaremos las fresas, para desechar el zumo obtenido ( con él haz lo que quieras, está delicioso,  bébetelo! )  y empezamos a colocar las fresas encima de la base de la tarta y tartaletas, cubriéndola bien y después le añadimos el crumble desaciéndolo con las manos. 

8- Horneamos 40 min y listos!








¡Hasta pronto!
María Ángeles